Iniciativa para la Restauración y Manejo de Manglares en la Zona Costera de la Península de Yucatán

México ha sido bendecido con importantes zonas de manglar que se extienden en un área de aproximadamente 773,000 hectáreas a lo largo de las costas del Pacífico y del Golfo. Estos manglares proporcionan importantes beneficios para la pesca comercial y sus beneficios a las economías locales, además de proporcionar un hábitat altamente productivo que sostiene una importante riqueza y abundancia de diferentes especies de fauna silvestre, residente y migratoria, dentro de la que destacan las aves acuáticas.

Cercetas de alas azules en Isla Arena, Campeche.

Las aves acuáticas migratorias y residentes en México dependen de los ecosistemas de manglares y de los hábitats asociados a éstos. Tal es el caso de las llanuras costeras inundables y las zonas de pastos acuáticos, que en conjunto con los manglares representan el hábitat invernal más importante para la distribución de aproximadamente el 65-70% de las aves acuáticas migratorias y residentes en México.

Los humedales costeros a lo largo de la península de Yucatán representan un hábitat de invernación particularmente importante para el 80% de la población norteamericana de cercetas de alas azules; por eso su conservación es de vital importancia para la población continental de esta especie.

Los manglares son uno de los ecosistemas de humedales más productivos y biológicamente diversos en la tierra. También son hábitats críticos para los recursos pesqueros costeros y de alta mar que son importantes para las economías locales, regionales y nacionales, son, en efecto, los «viveros del océano». Desafortunadamente, estos ecosistemas costeros únicos, también se encuentran entre los hábitats más amenazados del mundo. La pérdida de manglares está contribuyendo a la disminución de la pesca comercial, la degradación de los suministros de agua limpia, la salinización de los suelos costeros, la erosión costera, así como la liberación de dióxido de carbono a la atmósfera, ya que los manglares fijan más dióxido de carbono por unidad de superficie que el fitoplancton en los océanos tropicales.

Zona con manglares muertos en el área de San Bruno, Yucatán

Aunque los bosques de manglares cubrieron una vez 3/4 de las costas de los países tropicales y subtropicales, hoy quedan menos del 50%. Además, de los manglares restantes, más del 50% está degradado. Dado que el área total restante inevitablemente continuará disminuyendo, se necesita un mayor esfuerzo para restaurar y conservar extensas áreas de manglares.

Los principales factores que contribuyen a la pérdida de manglares a lo largo de la costa de la península de Yucatán incluyen: construcción de infraestructura carretera, aperturas permanentes a lo largo de la barrera costera para la construcción de puertos de abrigo o puertos de altura, que causan cambios en la hidrología del humedal y en los patrones de aporte de sedimentos hacia la zona costera; desarrollos urbanos y turísticos; las industrias de carbón y madera, entre otras. Por lo que para esta región del país, la principal causa para la degradación y pérdida de grandes extensiones de manglares es debido a la modificación de la hidrología natural de estos sistemas

Afectaciones a la vegetación de manglar por la modificación de la
hidrología natural por carretera en la zona costera del estado de Yucatán

DUMAC comenzó el programa de restauración de manglares en 1995 con una visión innovadora, diferente de lo que se había hecho en México en el pasado, que se basaba en la construcción de viveros de manglares y su plantación directa. La visión de DUMAC ha sido la de resolver la causa de esta degradación y pérdida de manglares, a través de diferentes actividades para restaurar la hidrología del sistema y promover la regeneración natural de los manglares.

Hasta la fecha, DUMAC ha restaurado la hidrología de más de 125,500 hectáreas de humedales con la consiguiente regeneración de 22,250 hectáreas de manglares en la Península de Yucatán, principalmente en los estados de Campeche y Yucatán, que representa el 20% de los manglares perdidos en esta región.

Ubicación de los nueve proyectos llevados a cabo por DUMAC en seis sitios a lo largo de la Península de Yucatán

El programa de restauración de manglares en la zona costera de la península de Yucatán de DUMAC, se enfoca en áreas que han sido afectadas por la construcción de puertos, la apertura de bocas permanentes a lo largo de la barra costera o por la construcción de infraestructura vial cuyo diseño no es el ideal para zonas de humedales, lo que ha destruido o degradado los manglares. Para lograr la restauración del manglar en estos peculiares ecosistemas kársticos que son característicos de la península de Yucatán, los trabajos de DUMAC se centran en la restauración de la hidrología, que es la causa principal de la sobre-salinización de los suelos, de los cambios en el hidroperíodo y la consiguiente degradación de los ecosistemas de manglares. Para lograr esto, trabajamos en la construcción de alcantarillas a lo largo de las carreteras que cruzan los humedales costeros, la apertura de canales y la apertura y desazolve de manantiales naturales de agua dulce.

Con estas actividades, DUMAC ha podido restaurar la hidrología de 125,500 hectáreas de humedales con la consiguiente regeneración de 22,250 hectáreas de manglares, con el apoyo y financiamiento de parte del Acta Norteamericana para la Conservación de Humedales (por sus siglas en inglés NAWCA), el apoyo de instituciones mexicanas como la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), la participación de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y las Secretarías Estatales de Medio Ambiente y representa la ardua labor que DUMAC realiza en pro de la recuperación de zonas que históricamente han sido un refugio importante para las aves acuáticas migratorias y residentes, así como de la fauna característica de estas áreas, devolviendo además valores y servicios propios de estos humedales generando también el bienestar de las poblaciones humanas que los rodean.

2001

2017

Área de restauración de manglares en Isla Arena, Campeche, recién terminadas las primeras alcantarillas (2001) y vista mas reciente de la misma alcantarilla a 16 años de los primeros trabajos de restauración de manglares.

Translate