Estudios de Cambio

de Uso del Suelo

Las tecnologías de teledetección, tales como las imágenes de satélite y los análisis multiespectrales, son una importante herramienta para realizar la evaluación de los ecosistemas y apoyar en la gestión ambiental. Las herramientas de teledetección se pueden utilizar para monitorear los cambios de uso del suelo y determinar las pérdidas o cambios en el paisaje.

El propósito de los estudios que DUMAC ha desarrollado, están enfocados en la zona costera del Pacífico Norte para determinar la pérdida de manglares y otros humedales costeros, causados por la industria camaronícola y a la expansión de la frontera agrícola, que se han dado principalmente en los estados de Sonora y Sinaloa. Esta región es de gran interés para DUMAC, ya que la zona costera en el Pacífico Norte incluye varios humedales prioritarios para la distribución del 38% de las aves acuáticas migratorias (anátidos) en México e igualmente tiene vastas áreas de humedales intermareales que, algunos de ellos, son considerados de importancia hemisférica para las aves playeras, según la red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras.

Durante las últimas décadas, el crecimiento de la industria camaronera en México, que inició como una industria de exportación, ha generado importantes impactos al medio ambiente a lo largo de las costas, principalmente en los estados de Sonora y Sinaloa. A nivel mundial, se considera que el cultivo de camarón es responsable del 10 al 25% de la destrucción de manglares ocurrida desde 1960. Se estima que en regiones donde el cultivo de camarón se ha convertido en una actividad importante, del 20 al 50% de la destrucción reciente de manglares ha sido causada por esta industria. En México, la industria camaronera se ha desarrollado tradicionalmente a lo largo de la costa, y específicamente coincidiendo con zonas de manglares.

Desde 1977 que se construyó la primera granja camaronera en México en el estado de Sinaloa, ha habido un aumento exponencial en el crecimiento de esta industria en el país, lo que ha provocado la destrucción de importantes áreas de humedales costeros. En los últimos años, la expansión urbana, la expansión de la frontera agrícola y la proliferación de granjas camaroneras, amenazan con degradar aún más, importantes hábitats de humedales, especialmente a lo largo de las costas mexicanas del Pacífico Norte y el Golfo de California, siendo la principal la industria camaronera.

Los principales impactos ambientales relacionados con el cultivo de camarón son: a) salinización del suelo por la intrusión de agua salada, b) colapso del suelo para la extracción de agua subterránea, c) cambios en la hidrología, d) destrucción de hábitat de importancia para la vida silvestre, e) destrucción de manglares, f) descargas de aguas residuales al ecosistema costero, g) captura incidental de postlarvas de camarón, h) introducción de especies exóticas y enfermedades. Todas estas consideraciones, impactan la productividad natural de cualquier ecosistema dado, alterando los ciclos naturales, reduciendo su productividad y alterando los hábitats naturales para la distribución de importantes especies de vida silvestre residentes y migratorias. La pérdida y degradación de los humedales en esta región del país ha sido sustancial y la tendencia continúa incluso hoy en día.

Dada la necesidad de desarrollar un proyecto para detectar los cambios que han sufrido los humedales costeros de esta región del país, DUMAC se dio a la tarea de desarrollar diversos estudios dirigidos a cuantificar y determinar las causas de la modificación y pérdida de hábitats históricamente importantes para la distribución de especies de aves acuáticas migratorias. La información generada, ha sido un componente importante como herramienta de planeación para el desarrollo de Planes de Manejo Costero a nivel estatal.

El primer estudio de cambio de uso del suelo se realizó en 2003 para el estado de Sinaloa, para evaluar el periodo de 1992 a 2003. Posteriormente se efectuó otro para el estado de Sonora, en donde se evaluaron los cambios en el paisaje costeros en el periodo de 1996 a 2005.

Posteriormente, en 2015 se realizó este mismo análisis para toda esta región que incluye los estados de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit, en donde evaluamos los cambios en los humedales prioritarios en estos estados en el periodo 2003-2015, en donde podemos constatar, que desafortunadamente continúa la pérdida de manglares y de otros humedales costeros ya sea por la industria camaronera o por la expansión de la frontera agrícola, aunque hay que mencionar, que la tasa de crecimiento de la industria camaronera fue mucho mayor en los primeros estudios, que en este último periodo. Esto no significa, que podamos bajar la guardia, ya que en el pasado, han existido iniciativas en donde se hablaba de desarrollar toda la zona de llanura costera intermareal del estado de Sinaloa para la industria camaronera, lo que traería consigo graves daños a los ecosistemas costeros que aún quedan en estado natural.

Toda la información generada en estos estudios se realizó a nivel estatal, a nivel municipal y por unidad de paisaje, para que el usuario de la información pueda utilizarla dependiendo del tipo de análisis que sea de su interés.

Translate